Noticias.
El turismo, un aliciente para la inversión en Andalucía
comercial / retail.
El turismo, un aliciente para la inversión en Andalucía
La inversión hotelera supera por segundo año consecutivo los 2.000 millones de euros

Los datos que arroja 2017 hasta el momento son positivos. El turismo, la gestión hotelera y la inversión en Andalucía, tanto pública como privada, hacen del sector un atractivo para los propios inversores. Como resultado, la inversión hotelera supera por segundo año consecutivo los 2.000 millones de euros. Los principales países emisores de turistas son Reino Unido, Alemania y Francia, cuyas buenas perspectivas económicas hacen pensar que esta evolución positiva de la inversión en Andalucía se mantenga en todo 2017.

Factores importantes para las inversiones

En términos de buenas prácticas por parte del sector y criterios políticos, sociales y económicos, puede ser destacado lo siguiente:

  • La construcción está aportando una mejora de la calidad respecto del volumen.
  • El marketing social está propiciando una búsqueda del vínculo con los clientes.
  • El deporte y estilo de vida ganan fuerza en una sociedad en la que se vive muy deprisa.
  • Existe un cierto temor por parte de los ciudadanos ingleses a perder movilidad como resultado del Brexit.
  • Los precios de venta aumentan en el sector.

Consecuencia de lo anterior son algunas actuaciones que han despertado el interés por la combinación urbano-vacacional así como la simbiosis negocios-ocio. Ejemplo de ello es la adquisición del Gran Hotel Lar en Sevilla por la cadena hotelera o la compra del Banco de Andalucía por Drago para su reconversión en un hotel de lujo. Por su lado, Granada se suma con el antiguo hotel Fontecruz, ahora integrado en la cadena Eurostars.

La calificación como residencia turística

Actualmente, la legislación en Andalucía obliga a registrar los inmuebles en el organismo turístico competente o en uno específico creado para ellas. Por consiguiente, esta realidad implica cumplir una serie de requisitos y condiciones específicas por parte del propietario, quien debe además tramitar una licencia que le permita destinar el inmueble a un fin turístico y lucrativo que figure como inversión.

Asimismo, la ley andaluza permite el alquiler total de la vivienda, con un máximo de 15 plazas, o por habitaciones. En este segundo caso, el propietario debe residir en esta y no exceder las 6 plazas.

La visión de Bilba

Desde Bilba apostamos por esta enorme proyección y el beneficio que las inversiones, tanto públicas como privadas, aportan al sector turístico. Y, por ende, nuestra actividad profesional en el sector turístico.

cerrar